Si alguna vez vas por casualidad a Mairena de Alcor, lugar de nacimiento de Antonio Cruz García (*1909 Mairena del Alcor- 1983 Sevilla), mejor conocido como Antonio Mairena, tendrás la oportunidad de descubrir lugares que te recuerden al legendario cantaor.

Ramón Soler, flamencólogo de Málaga, hizo una ruta para todos los amantes de Mairena y todos los que estuvieran interesados. Un fin de semana muy variado que brindó un homenaje muy a la altura del cantaor.

Casi todos los que participaron se alojaron en el precioso Hotel Mairena, que tiene las paredes decoradas con cuadros de flamenco. Y el mismo Antonio naturalmente tampoco podía faltar, así los aficionados pudieron contemplar su conocido retrato en el bar del hotel.

Viernes

El viernes por la tarde se encontraron con músicos, flamencólogos y aficionados en la Casa de Arte Antonio Mairena, recibieron una charla de bienvenida y un concierto inigualable Fernando Canela y Rubén Lara.

También el hermano mayor de Canela, José Canela, estaba ahí y más tarde dio una juerga impresionante con su hermano y los asistentes restantes. Aquellos con aguante se quedaron hasta bien entrada la madrugada, para embriagarse con el cante de José Pañero y el toque de Rubén Lara.

 

Sábado

El día siguente empezó por la mañana en el Monumento de Cante Grande y con un tour por el casco antiguo de Mairena, que algunos se perdieron porque estuvieron hasta tarde de juerga…Pero al mediodía todos asistieron a un pequeño concierto de Antonio Hermosín acompañado por José de Pura en la Casa de la Cultura.

Más tarde el grupo dio un paseo por la colina del castillo, que tiene un jardín frondoso y pictoresco con vistas a toda la ciudad. En la plaza de la colina se pusieron sillas y el profesor de literatura José Cenizo Jiménez dio una charla breve y muy interesante sobre las letras que cantaba Antonio Mairena.

Una parte de estas letras las cantó Manuel Cástulo, también cantaor de Mairena. Fue acompañado por José de Pura y ambos se pueden escuchar en el nuevo álbum de Cástulo “Entre tiempos” (ya comentado en otro artículo de anjanita).

Después del concierto en una atmósfera idílica bajo el cielo cantó Antonio Ortega Piíto una conmovedora saeta en una iglesia.

Como última parada los visitantes fueron al mausoleo de Antonio Mairena.

Esta obra de arte fue presentada por su autor, el escultor Jesús Gavira.

Dejaron un ramo de flores y escucharon respetuosamente unas letras de Mairena por toná, que fueron reproducidas en un tocadiscos.

Al finalizar todos aplaudieron con fervor y dedicaron el aplauso a los asistentes y a Ramón Soler, que a fin de cuentas fue quien organizó un fin de semana muy completo, informativo y variado.

Paradas que hay que visitar si se va a Mairena:

-Pasar la noche en el Hotel Mairena

-Plaza de Antonio Mairena:

Casa de Arte Antonio Mairena y casa natal del maestro

-Monumento al Cante Grande

-mausoleo de Mairena